WwwwWwwlasolasdelmar

W for water
 window
 waves


 and wind.




Escribir sobre el mar, el jabón su espuma. 
Nuestros aires en cada dedo y los vientos de la escritura.
Una mañana de sueños y trazos. 
Purpurina y arena.
En una bolsa mil palabras
o letras
o mejor ondas,
los nombres de las sirenas,
quizás caminos,
los mapas
 necesarios para llegar a la orilla.








¿Escribir sobre el mar?







El círculo


Vende tu inteligencia y cómprate el asombro.
Proverbio sufí.




 



En cierta ocasión, una charla entre maestro y discípulo decían; “Ese hombre sólo dice cosas absurdas”. A lo que el monje le respondía:” Tú también dirías cosas absurdas si trataras de explicar lo inexplicable”.


El lenguaje es una manifestación del pensamiento racional, apenas logra acercarse a una descripción incompleta de la realidad.

El lenguaje está formado por símbolos, palabras… que forman una parte de aquello que queremos comunicar.

Hay un ejercicio necesario en educación que es recurrir al origen, “al vacío  desde el silencio y la contemplación experimentando los símbolos. Los niños  son expertos desde el juego. La verdadera comunicación se establece en la medida en que los símbolos sirven como señales para comprender una realidad distinta. ¿Se puede evocar mediante símbolos una imagen?

Richard Long, a través de su obra de land art, establece una empatía con la naturaleza, dando importancia a la relación del hombre con el entorno.

Él transmite con su obra que la manifestación artística es en sí mismo la participación vital entre el artista y realidad. No hay más objetivo que la acción en sí misma. Como cuando hace un niño mientras explora el mundo que le rodea.

Sabemos que hay conceptos que se aprenden de forma vivencial y manipulativa
antes o después de plasmarlos al papel o en otros contextos.

¿Cómo se adquieren ciertas habilidades y consciencia sobre las posibles estrategias de algunos procesos de aprendizaje? Lectura o escritura por ejemplo.  En cualquier caso esta es sólo una propuesta entre tantas de como se pueden conocer las líneas, círculos, caminos, etc. En definitiva; recorridos con formas diversas. Posiblemente quepa todo el mar en tus ojos y toda la eternidad en cada piedra. Posiblemente...



Obra inspirada en "Circle in Alaska" de Richard Long.









Proyecto: explorando el círculo con niños de cinco años. En el parque natural
de El Soto en Móstoles.

Si quieres saber más de la experiencia no dudes en escribir, será un placer contarte con más detalle todo lo que aconteció alrededor de El círculo.


Una brisa deshoja antiguas melodías...

Los ojos de los niños saben
de la desnudez de las estrellas
y de aquellas voces
que se entrelazan
con las palabras
 haciendo que las
noches sean visibles.
¿Podría ser el cuerpo el vínculo con otros aprendizajes?
En la edad infantil, los niños muestran especial interés por explorar los objetos y les basta con conocer sus habilidades más simples. Los niños emplean los objetos en juegos cada vez más imaginativos y el lenguaje adquiere a su vez un interés específico y un significado emocional para el niño.  Este interés posibilita la atención y la concentración del niño en una actividad atractiva donde el lenguaje permite y facilita disfrutar de la experiencia elegida.
La escuela es un espacio privilegiado donde estas dinámicas son posibles, donde los niños pueden expresar una pluralidad de lenguajes, relacionarlos abiertamente para llevar a cabo actuaciones expresivas con lenguajes plásticos, matemáticos, lingüísticos, musicales, gestuales y espaciales entre otros. En definitiva lenguajes expresivos que permiten hacer emerger estéticamente su riqueza y potencialidad.







Fotos de Lina Zante.
Parte del Proyecto Esferas de Vida.
http://educacionartisticaenespania.blogspot.com.es/




Podría ser el inicio....

De un ciclo, del nacimiento de una mariposa,
 
de los nuevos comienzos o nuevos juegos.......
 
 
 
 
 

 
Fotos de Lina Zante.
Cocoons; trabajo realizado con niños de cinco años.



Otro tipo de libros...

...Otro tipo de lecturas.


El niño no es una botella que hay que llenar,
 sino un fuego que hay que avivar.

Michel Eyquen de Montaigne


El maestro acompaña y facilita los aprendizajes del alumno para que se exprese mediante la manipulación, las experiencias o el juego. De esta manera y en un ambiente placentero se aprecian mejor las potencialidades de cada uno.

A partir de unas actividades integradoras surgen experiencias que desde un enfoque global reúnen la emoción, el pensamiento, la concentración, la participación, la colaboración, la autoestima, la creatividad o la motricidad entre otros forman parte de los procesos de aprendizaje necesarios para el desarrollo de nuestros niños.

Es fundamental encontrar personas o situaciones en el día a día que nos puedan ayudar a afrontar o desarrollar habilidades con optimismo y ser aún más constructivos. Resulta interesante compartir aprendizajes porque no sólo aprendemos de los maestros, familias, sino de otros niños y niñas, así como  de la experiencia misma sin olvidar de toda la comunidad escolar que la determina. Todo esto y más forma parte de  la vida cotidiana de la Escuela, combinándose con la organización de otras tareas que refuerzan los juegos simbólicos, la construcción, la plástica o la psicomotricidad, lo que permite una atención individualizada y ayuda al maestro a dar mejores respuestas a las características personales de cada niño.


Para que el lenguaje cobre un significado y para que las destrezas tengan un sentido, nuevas estrategias, pensamientos y habilidades fluyen detrás de cada pequeño o gran proyecto en la escuela, todos necesarios para identificarse con la vida. Nuevos intercambios hacen que la Escuela sea un lugar dinámico y que los conceptos sean visibles. Los vínculos que se establecen están unidos a la comunicación. Naturalezas materiales o inmateriales son susceptibles de mensajes y de intención.






Libros-cajas inspiradas en la obra del artista Miguel Ángel Blanco
http://www.bibliotecadelbosque.net/




¿Qué puede ocurrir en un jardín?





Un viejo amigo me pregunta:
¿Qué es la ternura?
Iba deprisa y muy elegante.
Dobló la esquina
Y le habló la mar:
-Es como cada una 
de las gotitas de lluvia
de otoño en la carita
de una humilde hojita.
¿Qué se siente?
Y un niño le respondió,
lanzando al aire besos chispeantes:
¡Es como los abrazos de los poetas
a trenzas y con olor a verde!
Ni se gana ni se pierde
y en la piel siempre están.
j.v



Quiero que veas ahí arriba, por encima de tu cabeza una estrella muy bonita y es sólo tuya. ¿Será de lunares? ¿Sera grande y celeste? Hoy he cogido mi lápiz verde para poner aquí un sendero sinuoso de árboles y risas si le abres oirás muchas voces, a ver qué sucede,

¿Solo dime que te inspira? 


http://areitzsoroa.blogspot.com.es/












Ésta historia del revés.


El Lenguaje Artístico en educación infantil.  
Ésta historia del revés.
...Pero el pez, si des-llueve,
se des-moja...
Se des-moja,
se des-moja,
se des-moja...
¡Y otra vez vuelve a ser hoja!
Antonio Rubio
Sabemos que a los niños y niñas les gusta el lenguaje artístico. No tenemos más que observar una clase de infantil cuando les proponemos: vamos a cantar, a pintar a representar un cuento, etc., la expresión de sus caras cambia de inmediato y el silencio para escuchar el maestro o maestra es inmediato. Si queremos que nuestros alumnos-as progresen en su desarrollo artístico es necesario que el adulto les acompañe en su educación desarrolle en clase unas actividades planificadas metódicamente y con una progresión razonada, en lo que concierne al arte en general. El lenguaje artístico no es más que el fruto de una actividad simbólica de imitación, en la que el niño-a tropieza con diferentes retos.

Decir queda que no se trata de enseñar al niño-a a pintar, cantar, dibujar...aisladamente sino de introducirle en el conocimiento de este lenguaje a través de un “motivo artístico” en el que cada lenguaje unido a otros adquiere un “motivo particular”.

Hoy día la educación artística en Educación Infantil,  puede abarca las tres áreas del conocimiento con respecto a la ley.

Con respecto  a la tercera área la LOE hace referencia  al lenguaje artístico y dice literalmente:

“El lenguaje plástico tiene un sentido educativo que incluye la manipulación de materiales, texturas, objetos e instrumentos y el acercamiento a las producciones plásticas con espontaneidad expresiva, para estimular la adquisición de nuevas habilidades y destrezas y despertar la sensibilidad estética y la creatividad. “

“El  lenguaje musical posibilita el desarrollo de capacidades vinculadas con la percepción, el canto, la utilización de objetos sonoros e instrumentos, el movimiento corporal y la creación que surgen de la escucha atenta, la exploración, la manipulación y el juego con los sonido y la música.”

“El lenguaje corporal tiene que ver con la utilización del cuerpo, sus gestos, actitudes y movimientos con una intención comunicativa y representativa. Especialmente interesante resulta la consideración del juego  simbólico y de la expresión dramática como modo de manifestar su afectividad y de dar cuenta de su conocimiento del mundo”.

“Estos lenguajes contribuyen, de manera complementaria, al desarrollo integral de niños y niñas y se desarrollan de manera integrada con los contenidos de las dos primeras áreas”

 Los contenidos de estos párrafos podrían inspirar diferentes propuestas artísticas  dentro de una metodología del aprendizaje significativo.  A través de ello el maestro-a promoverá y garantizará la investigación facilitando la adquisición de conocimientos y haciendo que el niño-a se sienta protagonista de su propia formación  (Principio de autonomía y singularidad) integrando todos los aprendizajes que realiza (Principio de globalización) y a la necesidad que tiene de relacionarse con los que le rodean (Principio de apertura).
Quizás en estos momentos en que las leyes educativas son tan cambiantes el espíritu de seguir adelante sabiendo que esto es posible puede que sea la mejor defensa, siendo "el arte" en la escuela  algo que va más allá de ser un lenguaje instrumental o no.
Actividad inspirada en la obra de Lygia Pape, 
en la que participaron CEIP Suárez Somontes (Cenicientos)
CEIP Pablo Picasso (Parla) y Centro DBB (Madrid).
Proyecto Interconecciones. Huellas en el agua lavadas por el juego.

¿Arte o manualidades?

Del barco que tuviera......

¿Arte o manualidades? Ambos términos se intercambian con regularidad para describir actividades que realizan los niños. Pero sus definiciones son diferentes así como sus implicaciones educativas. Cuando los niños hacen “arte” en realidad están explorando, descubriendo y pensando es decir una investigación basado en la formulación preguntas y el proceso de aprendizaje que se deriva de ello. Las manualidades generalmente implican una representación que un adulto propone con unas instrucciones específicas para realizar un determinado producto. Las manualidades son interesantes para aprender de diferentes técnicas y materiales que pueden ser  útiles y prácticas en la enseñanza. Pero solo a través del arte habrá una expresión única de creatividad que parte de la inspiración individual o grupal, es siempre una forma original de pensar o de inventar por parte de los niños que participan de dicha actividad. La creación es infinita, siempre abierta y dispuesta al cambio constante donde el valor del proceso es tan importante como el del resultado final. Aunque en muchos casos es posible no encontrar un resultado final visible. De allí que sea tan interesante el registro de la documentación de los procesos de aprendizaje como el testigo necesario en la educación y punto de partida para futuras investigaciones.

El arte implica reconocer a los niños aquellas competencias vividas, implica reconocer que los niños son capaces cognitivamente, emocionalmente y relacionalmente de construir sus conocimientos y cultura. No sólo es un proceso de auto construcción sino de una co-construcción que forma parte de un recorrido compartido en la escuela. El papel del adulto tiene que ver más con ofrecer espacios para que esto suceda donde el niño pueda negociar, preguntar, buscar, o equivocarse.

En el arte, la forma de utilizar los materiales, su exploración en la creación formará parte de las reflexiones y de un tipo de aprendizaje que inevitablemente  penetra en un mundo aún más interesante y significativo para el niño.  Las manualidades pueden ayudar a  comprender aspectos científicos o bien aquellos  aspectos más académicos o de currículo que aunque también puede verse los procesos artísticos, no dejan de ser aspectos formales específicos alejados de un tiempo ilimitado de creatividad y pensamiento constante donde la expectación de crear es más una parte de la fascinación de aprender, que algo pueda estar  predeterminado o expedido.



Del barco que yo tuviera



Del barco que yo tuviera

serías tu la costurera.
Las jarcias, de seda fina;
de fina holanda, la vela.
¿Y el hilo marinerita?
Un cabello de tus trenzas.
Rafael Alberti



 

Incluir las TIC's


 “las alas del viento”


Hay que tumbarse y mirar al cielo
-¡Atención que van deprisa!
-¡Ay, que me despeino!
En un leve parpadeo, dibujan palabras,
oraciones o bien un lema
 o quizás el comienzo de un poema.


No todas las aves hablan el mismo idioma
                         y a veces no se las entiende.
Hay que ser paciente
porque tuercen los renglones o
escriben de acá para allá,
al revés o son gotas de agua simplemente.


Pero si eres valiente
sigue este relato.
Aguarda hasta que el cielo este despejado
y  veras tu reflejo en los charcos reflejado.
Una vez encontrado el mensaje dado
escríbelo en un trozo de papel
y haz una pajarita con él.
 Janet Val Triboullier


Las alas del viento son las alas de la lectura. Puntos de partida para descubrir en ellas caminos de escritura. 

Una nueva relación se desvela; las palabras y el arte digital, esta creó una rica atmósfera para el desarrollo de la lectura en la escuela, dónde los niños modificando o transformando una fotografía en un intento de unir unos pájarillos entre sí para formar letras y construir frases, nos muestran cómo canta el cielo y las aves. Dentro de la fragua de un niño que tiene los ojos abiertos, la cabeza levantada y una mano dispuesta a jugar con las letras.

Anteriormente realizamos unos pájaros de arcilla blanca, cada niño pinto sobre ellas o coloreo la arcilla dando aspectos de pájaros diferentes. Nos recordaban a aquella migración de una bandada de pájaros silvestres que El Principito utilizó para su evasión. Inspirados también en la obra de la artista Finlandesa Sanna Vainionpää nos dispusimos a crear un magnifico y extenso grupo de pájaros que de pronto invadieron las paredes de la entrada del colegio.

Diferentes grupos de niños permitieron producciones diversas y dinámicas en el aula,  exploramos sobre los diferentes pájaros silvestres intentando adivinar cómo sería aquella bandada que El Principito  utilizo para su huida. Leímos el cuento del Principito de Antoine de Saint Exupery  y las maestras  inventaron un poema cuyas imágenes nos llevan a  recorrer parte del camino realizado por un pequeño niño perdido en un desierto.  La lectura se fue construyendo y de-construyendo con palabras divertidas.

Las palabras, las imágenes, las nuevas tecnologías, los relatos  y poemas, junto con el viento y plumas de colores se entre mezclaron formando nuevas imágenes, una lectura viva llena de intercambios entre niños y adultos tratando de reconciliar lo que se sabe con lo que no, las dificultades, los errores, las expectativas, las actividades artísticas, el éxito, los interrogantes…como una construcción viajera en continuo ajuste fundada por sus protagonistas: los niños. Lo importante es querer ir juntos hacia la dirección de una escuela amable, mediante una alianza con los propósitos de la escuela, creando un gran laboratorio, un lugar de trabajo donde se funden los lenguajes gráficos, visuales, pictóricos, corporales y los verbales.




 


Viento, Agua, Fuego y Tierra


 

Desearía enrollarme en las carcajadas

de un baño de barro
bajo una lluvia desvelada.
Cada gota sobre una carne 
desvelando caricias nuevas.

Me frotaré de barro y gotas.
Bailaré sobre el perfume
de una tierra exasperada,
la que había devorado el pasado
que ahora está irremediablemente
cargada de simientes ajenas a la patria.

Desearía encerrarme sola en presagios
de risas y de tormentas de amores nocturnos.
Y no ser más que humo de una identidad invisible,
como la de un beso rescatado de la orilla del mar.
Janet Val Triboullier 

Algunos de estos elementos se encuentran en  sustancias como el barro, arena, agua, harina, especies, carbón, plantas… entre otros. Sustancias que además de su origen natural les resultan placenteras a la mayoría de los niños. Estos elementos naturales ayudan a investigar nuestro entorno  por sus posibilidades de transformación tanto plástica como simbólica. También nos ayudan a descubrir las oportunidades estéticas que ofrece un material  cercano, económico y  necesario para explorar a través de los sentidos, para identificar sensaciones y percepciones y expresarlas a través de los distintos lenguajes (oral, plástico, musical, matemático...) 

En los momentos de diálogo podemos formular hipótesis y crear, con estos materiales propuestas que van más allá del folio,  despertando la curiosidad y  favoreciendo otras líneas de expresión y de pensamiento y quizás podríamos conseguir  mencionar algunos objetivos como estos entre otros:
 
-         Valorar distintos materiales de la naturaleza y sus mezclas como fuente de expresión y experimentación.
-         Disfrutar desde un punto de vista estético con la creación de  instalaciones de arte.
-         Aprender a desplazarse con el ritmo de una música.
-         Llegar a montar la coreografía de una danza con la ayuda del adulto.
  
Muchos artistas como Cesar Manrique, Miguel Barceló, Tapies, Vik Muñiz, Picasso, Carmen Calvo, Oscar Muñoz entre otros trabajan con elementos naturales como el viento, la tierra, el agua, el barro sin cocer, el chocolate,  los esmaltes o las mezclas de texturas y pigmentos para crear sus obras, y nos proponen una gran diversidad de actividades y material para motivar a los niños.
                             
Crear diferentes instalaciones con estos materiales: sal, botellas de agua, objetos de barro, cenizas, etc. Podríamos fotografiar estas producciones y crear un fichero de propuestas que sean memoria de los procesos cotidianos. El reto está en buscar espacios interesantes donde se puedan  llevar estos elementos para construir instalaciones, o seguir experimentando con los materiales. Es importante que los niños conozcan el carácter ilimitado de estas producciones y  exploren o se diviertan con sus posibilidades y transformaciones. Teniendo en cuenta que el arte puede ser algo dinámico y vivo, mirar, sentir, actuar, hacer, inventar, transformar se entrelazan con los deseos y las inquietudes de los niños-as hasta conseguir una obra plástica que puede estar reflejada en una documentación fotográfica de los procesos, haciendo constar las diferentes etapas de la creación en función del material o del proyecto que se elija.


El viento y sus sonidos.



Nubes


Hay tardes en que todo me acerca al mar.
Se desmoronan las comas
y las canciones de los niños
se diluyen y se entrelazan.
El alma y el amor llegan juntos
una tarde de domingo,
recostados
sobre la hierba
como en un ensayo de despedida.

El aire fue de aire
y la sonrisa apunta ya al pasado.
Un nuevo color roza con tu luz
y con tu deseo
de subir colinas
e invadir los huecos
                de la locura,
donde el mar sólo peina las rocas
                con caricias.
La piel se enamora,
el pelo se perfuma de sal
y entonces sólo entonces el cielo se desbarata
para presenciar
un fondo de lágrimas y un pulmón quieto.
Janet Val Triboullier




¿Se puede perder el tiempo?


Time Tunnel

Se demora en mis labios
un dulce despertar
el tiempo se cuela entre las grietas
de la piel
fundando nuevas historias
furor de hogueras. 
j.v.


¿Qué es el tiempo para los niños? Las observaciones recogidas fueron muy interesantes y de ellas esta inspiración. La espera, es una fuerza, saber que el tiempo ha de pasar, entendiendo que las cosas, vienen o van. Esperar es mirar el mundo, percibir que todo tiene un ritmo. Hemos visto como cada tarde las familias esperaban a sus hijos un ratito “más” mientras descubrían el mundo desde una nueva mirada, allí dentro, un reflejo de colores y sonrisas. Hemos visto que esperar puede ser una prueba, la tendencia a madurar, a crecer inevitablemente y a comprender que lo que esperas puede hacerse realidad.

"El tiempo, utilizando otra metáfora, es el hilo de la vida que nos une de manera simbólica para entendernos en el entramado que vamos tejiendo en el día a día. Es algo que lleva una vida entera de aprendizaje, para relacionar la acción inmediata y la narración continua (la propia vida), para otorgar un sentido que ayude a entender todo lo relacionado con la continuidad y la discontinuidad, la persistencia y el cambio, el antes, el ahora y el después, el ayer, el hoy y el mañana... " (Texto del tríptico "Ser en el tiempo" Enterarte)



Fotos; Vanessa Julia
            Susana Verdú
Mil gracias a Raquel Navarro.

Los anillos del tiempo.

Los troncos del árbol son una medida del tiempo, cada anillo una memoria, un registro de vida, historia natural y huella de las transformaciones de la naturaleza. Información, vida, crecimiento, cambios,  huellas del tiempo que algunas veces se ven reflejadas, otras no tanto. ¿Puede ser que la Escuela deje huella en la memoria de los niños? ¿Y los niños en ella? ¿Cómo contemplamos la secuencia de los acontecimientos diarios en la escuela?


En cualquier caso este crecimiento siempre está activo, requiere observación o contemplación para comprender el paso del tiempo. Como el artista Miler Lagos quisimos jugar con esta idea, una tabla y sobre ella un listón en cuya punta dejamos caer pintura; ésta, deslizándose lentamente  hasta el suelo de madera, creaba figuras concéntricas, anilladas, coloreadas, espesas, marcadas por las transformaciones de las mezclas que se producían.


Los niños de la escuela infantil participaron de este encuentro vertiendo pintura, esperando turnos, y contemplando cada caída, cada gota con expectación, porque no había nada definido más que el peso del líquido con su propia estrategia de caída, y su comportamiento al ras de la tabla. Las esperas nunca fueron tan pactadas por ser contempladas con la tranquilidad de un tiempo sin prisas y con pausas anheladas para acabar en un “¡ooh, mira como cae…!”